EJES MX

¿Es conveniente autorizar los matrimonios entre homosexuales?

Kenny Kuri 

El matrimonio entre homosexuales o personas del mismo sexo, debe ser autorizado sin duda alguna.

Para empezar definamos que es un homosexual. Homosexual o Gay, es una orientación sexual que se refiere al gusto por personas del mismo sexo, es decir hombre con hombre y/o mujer con mujer.

Durante casi 2 mil años nos hemos regido, de alguna forma, por las leyes morales y éticas del catolicismo, lo cual implica que exista el conflicto de ideas sobre la aceptación de las parejas homosexuales, ya que en la religión católica están totalmente restringidos este tipo de gustos.

Lo cual no lleva a que el matrimonio entre homosexuales genere un problema de mayor trascendencia.

Blanco o negro; té o café; alto o bajo; tez blanca o tez morena; me parece que el único punto que hace la diferencia entre un homosexual y un heterosexual es el gusto.

Si cometiéramos el error de clasificar a las personas por gustos, necesitaríamos hacer leyes interpersonales para todos los distintos tipos de gustos.

Las leyes están creadas para no superar ese último límite que perjudicaría a la sociedad, no para seguir esa idea como se esta dictando o proclamando. Por lo tanto, el legalizar el matrimonio entre homosexuales no promueve a la sociedad a que todos cambian sus gustos por personas del mismo sexo, sino, a que las personas que gustan de ello, puedan consumarlo legalmente y sin discriminación por tener gustos diferentes a los demás.

Los homosexuales, son ciudadanos como cualquier persona heterosexual y por lo tanto deben tener los mismos derechos legales que un heterosexual. Si los heterosexuales ya disfrutan de la protección legal que otorga el estado, al estar casados, porque los homosexuales no habrán de tener el mismo derecho.

Copyright © reflejosocial.com

Nos encontramos en un estado laico, y por lo tanto no debemos dejar que las ideas religiosas afecten las decisiones que convienen a una sociedad, sólo porque ellos creen que son incorrectas. Si lo religiosos consideran una bajeza o un pecado que se consume un matrimonio entre homosexuales, basta con que ellos no lo consumen.

Por supuesto que no debemos juzgar a las personas por tener diferentes gustos a los nuestros, el matrimonio entre homosexuales debe ser autorizado, porque son personas iguales a los heterosexuales y merecen los mismos derechos.