EJES MX

INGESTA DE LA EMULSIÓN EYACULATORIA

 Por: Israel Mendoza Torres[i]


[i] Escritor. Comunicólogo. Informático Administrativo.



Muchos de los hombres, alrededor del planeta, confunden la idea del avance de los años con la escasez del líquido eyaculatorio. Pese a ello, estudios científicos manifiestan que el semen no concluye, solo la producción de espermatozoides reduce y la probabilidad de ser fértil es cada vez menor. Pero, ¿qué es y de qué se compone el semen?


El semen es una sustancia líquida viscosa y blanquecina producto de las glándulas sexuales masculinas, la cuál facilita la transportación de los espermatozoides al óvulo (glándula fértil de la mujer) para fecundar una vida más, o simplemente, excretarlo. Todos, heterosexuales, homosexuales ó bisexuales evacuamos semen al momento de eyacular.

El olor y sabor que ésta sustancia posee es incierta, pues todo dependerá de los hábitos alimenticios que se tenga; no obstante, en su mayoría, su sabor es salado y un poco ácido. Si una persona llegase a ingerir alimentos muy condimentados, el semen tendrá un sabor distinto al de una persona diabética, que es dulce.

Consumo
Científicamente, no hace daño la ingesta de semen, siempre y cuando el dueño del líquido no esté enfermo o infectado por alguna Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS). Si esto es lo contrario, el contagio de ETS será eminente. No hay problema de alteraciones en el peso del ser humano al consumirlo, pues si colocamos semen en una cucharadita esto dará una equivalencia de 7 kilocalorías, es decir, que el semen no engorda.

Para los heterosexuales, el hombre será quien vierta el resultado de una buena estimulación sexual en su compañera. Ella no tendrá problema al ingerir el semen si está consciente de que lo está haciendo su esposo — aunque esto no reduce el riesgo de algún contagio de ITS (Infecciones de Transmisión Sexual) y ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) —; sin embargo, si es una relación de noviazgo, el riesgo es aún mayor.

En ciertos casos, dentro de las relaciones homosexuales masculinas es costumbre que, uno de los dos, efectúe sexo oral al otro hasta recoger los disparos de semen en la boca, y posteriormente, aplicarla en el ano de su compañero para facilitar la penetración.

En la actualidad ya circulan diversos condones que contienen sabor, o bien, ‘condón comestible’, por si quieren disfrutar de la práctica del sexo oral con creatividad, si no quieren probar la descarga que su pareja dispare. Cabe mencionar que éste tipo de cubiertas no los abriga contra las ETS.
Factores de disfunción

En algunos casos, a pesar de que haya un enorme deseo de eyacular, no sucede, y esto se debe a:

 El uso y consumo de drogas sedantes, somníferos, ansiolíticos, u otros componentes químicos.

 La ingesta de alcohol desmedido, aunque no afecte a la movilidad y concentración de los espermatozoides, si puede retardar la eyaculación (en tanto, no es un mecanismo de autoayuda para frenar la eyaculación precoz).

 El padecimiento de diabetes o esclerosis múltiple.

 El sufrimiento de ‘eyaculación retrograda’ o ‘eyaculación seca’ (el semen no sale al exterior por la uretra, sino que se va directo a la vejiga; posteriormente será desechado por la orina. Esto ocurre a causa de operaciones en la pelvis o baja, o las grandes cirugías de próstata, la diabetes o esclerosis múltiple).

 La contaminación (aún en proceso de investigación; pero una de las más probables de ésta disfunción).

 La ansiedad, fatiga o cambios no anhelados en los patrones de la gestión sexual.

 En el caso del estrés, solo reducirá la producción de espermatozoides, pero no el líquido transportador.

 Los pesticidas con los que se tratan las plantas de tabaco, científicamente, han sido catalogados como principales agentes reductores de la fertilidad; ya que afecta a la membrana que recubre al espermatozoide, o bien, ocasiona daños en el código genético de la célula sexual masculina.

Estos factores pueden dar aviso de que el semen también posea otras disfunciones como la aparición de puntos rojos, diagnosticando que se tiene sangre en el líquido eyaculatorio.

De este modo, puede brotar, también, acompañado de manchas o puntos marrones o negros, es decir, que se halla una infección o problema en la estructura urinaria o en los órganos facilitadores de la reproducción humana. Lo que sí, es que es probable que entre mayor edad mayor tiempo de espera entre eyaculación y eyaculación.

Para saber el diagnóstico de un especialista en lo que concierne a sus sospechas de alguna anormalidad en su semen, debe acudir al urólogo.

Mitos entorno a la emulsión eyaculatoria
Se dice que la edad es un factor importante para que la fábrica de líquido eyaculatorio decida cerrar y no producir más. Sin embargo, científicamente, esto está descartado, pues con el paso de los años la cantidad de espermatozoides escasea; pero jamás, el semen. Es decir, que dejas de ser fértil, pero seguirás eyaculando; en el caso de los homosexuales, no sería un factor predominante para preocuparse.

Otro mito escuchado frecuentemente es que la impotencia sexual es sinónimo de insuficiencia semental; lo cual es totalmente falso. El fumar o no hacerlo no implica que deje de producirse semen. Asimismo, los golpes en los testículos, el haber padecido de paperas o ETS (como prostatitis o gonorrea) no son factor de riesgo para la eyaculación.

Estudios científicos
Han existido diversos estudios que se centran en la estructura, condición, apariencia y problemas de la infusión eyaculatoria, como ha sido el caso del ‘Instituto Marqués de Barcelona’ cuya revelación mostró que el 65.6% de los barceloneses tiene un semen que no cumple con los criterios de normalidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con lo que respecta al número y movilidad de espermatozoides por lo que se le consideró “entre los peores del mundo”.

La metodología de este estudio fue la recolecta de una muestra de 1, 005 hombres de entre 18 y 65 años de edad, en el área metropolitana de Barcelona y la comarca de Vallés; asimismo, a 279 varones en A Coruña. Otros datos revelados fue la cuantía de espermatozoides que poseen los individuos masculinos en diversas partes del mundo:

País o Continente

Cantidad (unidades en mililitro (ml)

Finlandia

133 millones por mililitro

A Coruña (España)

91.7 millones por mililitro

Países Europeos

75 millones por mililitro

Tarragona (España)

65.9 millones por mililitro

Barcelona (España)

59.3 millones por mililitro

Dinamarca

41 millones por mililitro

Otro estudio realizado en Buenos Aires Argentina, ha mencionado que en una investigación realizada a diversos hombres que consumían o consumen drogas no alteró la función activa de los espermatozoos. La calidad de la pócima eyaculatoria es, demostrativamente, excelente en los hombres con sublime numerosidad de eyaculaciones.

NOTA: El sexo es un placer, el uso del condón es lo que tenemos que hacer.

Fotografía: Copyright © Equine Reproduction